Cheesecake de oreo individuales

Hola, la receta que os propongo hoy es una de las favoritas de mi hija, bueno en general nos gustan mucho las cheesecake horneadas  pero a mi las oreo no me van demasiado, aunque tengo que reconocer que está receta está muy rica.

 

 

La receta está sacada del libro “Objetivo tarta perfecta” de Alma Obregon, pero adaptada para hacerla en forma individuales.

Ingredientes 

Para la base:

– 150g galletas oreo

– 65g de mantequilla

Para el relleno:

– 250g de queso tipo Philadelphia

– 150g de queso mascarpone

– 1 cucharada de harina

– 2 huevos M

– 80g de azúcar

– 60 ml  de nata de montar

– 7 galletas oreo

Decoración:

– 150 ml de nata de montar

– Azúcar glass al gusto

– 12 mini oreos

Preparación 

– Usaremos un molde de 12 porciones con base desmontable previamente engrasado  (el espray desmoldante es ideal), si no tenéis podéis usar un molde rectangular desmontable 26×18 más o menos y cortar luego las porciones con un cortador de galletas, cuesta un poco pero yo lo he hecho cuando no tenia el molde de 12.

– Trituramos las galletas muy finas para la base   (yo las trituro metiendolas en una bolsa de congelados y machacandolas con un rodillo).

– Fundimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos con las galletas.

– Repartimos la mezcla en las 12 cavidades, cubriendo bien toda la base.

– Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.

– Precalentamos el horno a 165°C

– Batimos los dos quesos con el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea homogénea.

– Incorporamos los huevos uno a uno.

– Añadimos la nata y mezclamos bien.

– Trituramos las oreos, las añadimos y removemos bien.

– Sacamos el molde de la nevera, repartimos el relleno y horneamos durante 25-30 minutos , asegurarse antes de sacarlo de que está bien cuajada.

– La ponenos en una rejilla para que se enfrie a temperatura ambiente.

– Una vez fría, la metemos en la nevera al menos por 2 horas  (puede ser de un día para otro ).

– Pasado ese tiempo preparamos la decoración: montamos la nata con el azúcar glass.

– Metemos la nata en una manga pastelera con la boquilla elegida.

– Desmoldamos las cheesecake  y decoramos con la nata.

– Ponemos una mini oreo encima de cada porción.

 

 

La verdad es que quedan unas porciones ideales para disfrutarlas. Si la queréis en forma de tarta solo la tenéis que hornear en un molde desmontable de 15 cm de diámetro que sea un poco alto,  en ese caso habrá que dejar más tiempo de horneado  (sobre unos 50 minutos)  pero hay que ver antes de sacarla que esté bien cuajada.

Este formato individual es ideal para poner en una mesa dulce y quedan muy vistosas.

 

 

Os animo a hacerlas y ya veréis que se quedan en vuestra lista para cuando tengáis algún evento.

Esther

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *