Mini cupcake de chicle

Recuerdo que estos fueron unos de los primeros cupcake que hice. Cuando leí en el blog de Alma Obregon  “cupcake perfecto”  esta receta, no paré hasta encontrar la pasta de chicle para hacerlos. Después en otro blog los encontré con el añadido de sabor a chicle Kojac, en “Cupcakes a diario” de Ivana Muntan. Con la mezcla de estas dos recetas y alguna variación más os traigo la que a nosotros nos gusta. Espero que a vosotros también.

Los he hecho también en el tamaño normal para que veáis como quedan en los dos tamaños y hagáis el que más os guste.

Receta basada en la de  Objetivo: cupcakes perfecto  y  Cupcakes a diario.

Ingredientes

Para 24 mini cupcake  o 12 cupcakes  

Bizcocho:

– 200gr de azúcar

– 115gr de mantequilla  (a temperatura ambiente)

– 3 huevos M

– 120ml de leche

– 200gr de harina

– 1 1/2 cucharaditas de levadura tipo royal

– 2 cucharaditas de chicle en pasta  (también se puede usar aroma de chicle)

– 1/2 cucharadita de aroma de cereza (si es concentrado unas gotas)

Crema de merengue suizo:

–  4 claras de huevo

– 225gr de azúcar blanco

– 350gr de mantequilla  (a temperatura ambiente)

– 2 cucharaditas de pasta de chicle

– 1/2 cucharadita de aroma de cereza (concentrado gotas)

Decoración:

– fondant (yo he usado sabor marshmallows )

– colorante alimenticio amarillo

– perlitas o sprinkles comestibles

Preparación

– Precalentamos el horno a 180°C.

– Preparamos la bandeja para mini cupcake con las cápsulas de papel.

– Batimos la mantequilla con el azúcar muy bien hasta que se integren.

– Echamos los huevos uno a uno y batimos hasta que se incorporen.

– Mezclamos la harina con la levadura y  tamizamos.

– Agregamos a la masa la mitad de la mezcla de harina y levadura.

– Echamos la leche.

– Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad mínima hasta que la mezcla sea homogénea.

– Incorporamos las cucharaditas de chicle en pasta y el aroma de cereza, mezclandolo bien.

–  Repartimos la masa en las cápsulas sin llenarlas demasiado.

– Horneamos por unos 20 minutos, comprobamos con un palillo que están hechos antes de sacarlos.

– Dejamos enfriar unos 5 minutos en el molde y luego los sacamos a una rejilla para que se enfríen por completo.

– Preparamos la crema de merengue suizo calentando las 4 claras de huevo con el azúcar al baño maría hasta que el azúcar se disuelva .

– Montamos las claras a punto de nieve.

– Cuando el merengue esté listo le vamos añadiendo, mientras seguimos batiendo, la mantequilla hasta que esté bien integrada.

– Echamos las cucharaditas de pasta de chicle y el aroma de cereza batiendo hasta que esté todo integrado.

– Ponemos la crema en una manga pastelera y decoramos los mini cupcake.

– Decoramos con fondant  haciendo unas flores, teñimos si es blanco con el colorante, y con un cortador le damos la forma. Decoramos al gusto con perlitas o sprinkles.

Aquí tenéis los mini:

Y aquí los cupcakes:

Aunque pueden ser un poco más laboriosos que otras recetas están muy buenos y quedan muy bonitos. Son ideales para una mesa dulce y para una merienda. También los podemos regalar en una cajita para cupcakes que quedan muy bien.

¡Lo mejor es que están riquísimos!

 

Probarlos y me contáis.  Ya veréis como se convierten en unos de los favoritos.

 

Esther

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *