Merenguitos, merengue suizo o suspiros

Una receta muy rica y fácil que nos sirve para aprovechar esas claras de huevo que a veces nos sobran de otras preparaciones. En este caso me sobraron de la preparación de la crema pastelera que hice para la receta anterior, los Profiteroles, ya que solo use las llemas de 2 huevos L. Así que podemos  tener otro dulce para presentar ya sea en una mesa dulce o en una merienda.

 

 

Ingredientes 

– las claras de 2 huevos L

– 120gr de azúcar

– 1 cucharadita de zumo de limón

– saborizante al gusto  (opcional,  yo usé el de sabor a algodón de azúcar)

– pizca de colorante en pasta (también opcional, yo usé rosa)

Preparación 

– Ponemos las claras de huevo y el azúcar a calentar al baño maría a fuego medio. Removemos sin parar hasta que el azúcar esté totalmente disuelto  (si tenéis termómetro sería hasta que la mezcla alcance los 55°C, si no, comprobamos con los dedos (con cuidado de no quemarnos) que el azúcar no se nota)

– Pasamos la mezcla al bol  y montamos a punto de nieve.

– Cuando veamos que casi está montada y fría, le añadimos la cucharadita de zumo de limón.  Cuando esté integrado le añadimos el saborizante.

– Precalentamos el horno a 90° calor arriba y abajo.

– Ponemos el merengue en una manga pastelera con la boquilla elegida (yo usé la 1M de Wilton)

– Poner en una bandeja de horno con papel vegetal. Hacer los merenguitos  presionando  la manga en posición vertical, dandoles el tamaño deseado.

–  Colocamos la bandeja en la parte inferior del horno. Horneamos por 1 hora (para que mantengan el color sin dorarse ponemos otra bandeja en la parte superior del horno)

– Cuando estén, los dejamos enfriar por completo en la bandeja sobre una rejilla.

– Una vez fríos se despegaran bien del papel de horno. Debemos conservarlos a temperatura ambiente en una cajita o, si vives en un sitio húmedo como en mi caso, en un tupper hasta que los vayamos a consumir.

 

 

Como veis no tienen ninguna complicación y quedan muy bien incluso como decoración. Si los ponéis en unas copas grandes o en unos botes de cristal bonitos os quedarán muy decorativos en una mesa dulce.

Espero que os haya gustado la receta y la probéis.

Esther

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *