Magdalenas de limón

Cuando hace dos días nos regalaron unos limones en seguida me acordé de estas magdalenas que están muy ricas y que llevaba tiempo sin hacerlas.  Es una de las recetas de magdalenas que más nos han gustado y por eso va a ser la primera de ellas que os proponga, además ya hacía algún tiempo que no hacia nada con limón, y eso que nos encanta.

 

 

La receta es de “Webosfritos” otro de mis blog favoritos en el que encuentras muchas recetas super buenas de todo.

Ingredientes

– 200gr de azúcar

– Zumo de 1/2 limón

– 4 huevos M

– Una pizca de sal

– 100gr de nata para montar

– 100gr de aceite  (yo utilizo virgen extra)

– 220gr de harina

– 10gr de levadura tipo royal

– La ralladura de 1 limón

Preparación 

– Ponemos el azúcar, los huevos, la sal y el zumo de limón en un bol y batimos unos 5 minutos.

– Mientras seguimos batiendo añadimos la nata y a continuación el aceite.

– Añadimos la harina con la levadura tamizada y mezclamos lo justo para integrarlos.

– Añadimos la ralladura de limón y removemos.

– Echamos la masa en las cápsulas para las magdalenas llenandolas hasta los 3/4 de su capacidad.

– Dejamos reposar 15 minutos en la nevera.

– Precalentamos el horno a 220°C calor arriba y abajo.

– Pasados los 15 minutos horneamos durante unos 12 minutos situando la bandeja en la altura media del horno.

– Cuando estén hechas las sacamos a una rejilla para que se enfríen.

Cuando estén frías podemos decorarlas. Yo las he glaseado como en la receta original porque quedan super ricas y con más sabor a limón. Pero, si no queréis, con un poco de azúcar glas  por encima o sin nada también están estupendas.

Glaseado 

Ingredientes

– 200gr de azúcar glas

– 5 cucharaditas de zumo de limón (dependerá más o menos del espesor de glaseado que os guste).

Preparación

– Ponemos el azúcar glas en un bol pequeño y le vamos añadiendo el zumo de limón mientras removemos hasta que la textura sea la deseada.

– Metemos el copete de las magdalenas en el glaseado.

– Dejamos secar un poco.

 

 

Podéis ver que quedan muy tiernas y esponjosas, es una muy buena opción para desayunos o meriendas, con o sin invitados. Espero que os gusten. Aquí en casa vuelan.

Esther

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *